Todos tus libros

La danza, en este libro, remite a ciertos acontecimientos anteriores al lenguaje articulado. Sus gestos buscan, en un pasado irrecuperable pero real, antes del nacimiento, la ausencia de técnica, el gateoel mundo líquido, sin palabras. Quignar sostiene que, antes del lenguaje, antes de sumergirse en el habla, que es el segundo mundo, para el cuerpo hubo un primer mundo, amniótico, que es el de la anza. Aquel mundo mudo, cerrado, contenido, tantea en los pasos de danza los límites del lenguaje y procura abrirsea la falta absoluta de mundo, el desmayo, la "descontinencia" y al fin la muerte.

Esta obra actualiza lo terrible del mito de Medea y cuenta experiencias: la puesta en escena de un guión para ser danzado por una bailarina japonesa de butoh, cuyo tema es Medea; la semejanza entr la danza sin reglas y los gateos y los pasos reptantes de los afectados por la bomba atómica; los raptos del sexo y los raptos de las religiones que hacen echar a los brazos atrás, la cabeza atrás, los ojos cerrados en un éxtasis sin voces.

EL ORIGEN DE LA DANZA - Pascal Guinard

$5.450,00

Ver formas de pago

Los envíos se realizan dentro de las 24/48 horas.

Calculá el costo de envío

La danza, en este libro, remite a ciertos acontecimientos anteriores al lenguaje articulado. Sus gestos buscan, en un pasado irrecuperable pero real, antes del nacimiento, la ausencia de técnica, el gateoel mundo líquido, sin palabras. Quignar sostiene que, antes del lenguaje, antes de sumergirse en el habla, que es el segundo mundo, para el cuerpo hubo un primer mundo, amniótico, que es el de la anza. Aquel mundo mudo, cerrado, contenido, tantea en los pasos de danza los límites del lenguaje y procura abrirsea la falta absoluta de mundo, el desmayo, la "descontinencia" y al fin la muerte.

Esta obra actualiza lo terrible del mito de Medea y cuenta experiencias: la puesta en escena de un guión para ser danzado por una bailarina japonesa de butoh, cuyo tema es Medea; la semejanza entr la danza sin reglas y los gateos y los pasos reptantes de los afectados por la bomba atómica; los raptos del sexo y los raptos de las religiones que hacen echar a los brazos atrás, la cabeza atrás, los ojos cerrados en un éxtasis sin voces.

Mi carrito